Tu tiempo.

Hoy vi el cielo y me encanto ver ahí tu sonrisa dibujada con nubes, definitivamente me fascino poder encontrar mi mirada con la de el después de estar apreciando lo grande que tú haces, me dejo sin palabras ver el color de sus ojos y poder verte en él, y cuando me sonrió pude ver como si eras tú el que me estabas sonriendo, quizás me costó mucho tiempo darme cuenta que esa inquietud que siento al verlo no es solo porque si, pero tampoco conozco el propósito de todo esto, sin embargo me encanta la sensación de lo desconocido, de dejar que seas tú quien dirijas mis sentimientos, que si bien yo en mi humanidad siento que sería mucho mejor no poner mis ojos en nadie por el momento, Tu en tu divinidad no lo has querido así. No sé donde vaya a parar todo esto pero si estoy segura que eres tú mismo quien quiere trabajar mi corazón con estos sentimientos, porque hace unos meses te volviste mi novio, el único hombre que ocupa mi mente desde que me despierto, y ahora que hemos caminado tú has tenido a bien compartir mis pensamientos, yo así como te he dicho he de esperar el tiempo que tu decidas, he de caminar por donde tú me lleves, he de reír con tus detalles y no he de impacientarme porque me has enseñado que tu tiempo es totalmente perfecto Jesús.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvidar ausencias

Vos podés...