Entradas

Mostrando entradas de julio, 2014

Ya no lloro

Eras de otro planeta, estaba segura de eso; no había pasado ni un segundo cuando te regalé la primera sonrisa (y eso no era normal en mí); solía ser, en una vida anterior, alguien que hacía daño, que jugaba, que tenía alas sólo para abandonar lo que comenzaba a asustarme. Me asustaste, conquistaste mis emociones, eras dueño de las sonrisas, de los enojos y de los suspiros; definitivamente eras de otro planeta, porque en ningún momento tuve la intención de abandonarte, me quedé ahí algunos días, viendo tus ojos, aprendiendo a ser frágil, teniendo miedo, soñando; y sobre todo, existiendo a tu lado.
Pasaron los inviernos y los veranos (perdí la cuenta de cuántos fueron) y creo que nada de lo que pasaba era normal para mí; había involucrado de todo un poco, había hecho una costumbre dejarte conocer mi lado débil, habías estado ahí en la claridad y en lo oscuro. Me seguías asustando porque te ganabas los "nunca" que había escrito en piedra; te ganabas hasta lo que yo no conocía de…