Un gigante

Hoy pude pasar algún tiempo observando a un gigante, un gigante que ha cobrado muchas vidas y que hasta hace algunos años me causaba mucho miedo pero luego de entender algo que el mismo se encargo de explicarme. Que a él no se le debe temer si no respetar porque si tu lo respetas y lo cuidas el te respetara y te cuidara, que solo te lleva cuando Dios le ha pedido que te lleve a él, que a pesar de todas las desgracias que puede causar, es muy cariñoso y te acaricia en todo momento, para unos es un hogar, para otros la peor pesadilla, para unos un sueño verlo y otros simplemente lo entienden, saben que significa cada cosa que en el pasa, porque aunque es terriblemente poderoso si tú te sientas frente a él no te va a dejar de maravillar su hermosura tu sabes perfectamente de quien estoy hablando...Del gigante de agua

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Se lo prometiste!

Como quien quiere ser feliz.

Olvidar ausencias