El precio de valorar una amistad

Creo que  todos o la mayoría nos hemos encontrado en esa incómoda situación de escuchar  a un amigo relatarnos todo lo que está viviendo junto a la persona que ha robado su corazón y con la que disfruta cada momento pero: ¿Y si es la mismo por el que pasamos soñando despiertos? Si es con  quien anhelamos tener un futuro no solo porque nosotros hemos creado una ilusión sino porque esa persona ha comenzado a dibujar alas en nosotros, nos lanza esas indirectas que son más directas de lo que podemos pensar; y es en ese punto donde entramos a una de las encrucijadas más grandes que podemos enfrentar ¿Amor o Amistad? Nos vamos a quedar con esa amistad tan linda que hemos cultivado quizás por años y nos hemos convertido hasta en hermanos, O vamos a dar un paso al vacio y nos arriesgaremos a comenzar algo completamente nuevo con una persona que quizás no conocemos por completo. Para mi creo que ahora que puedo priorizar un poco más me decidiría por la amistad, aunque nos toque resignarnos a ver a nuestro amigo feliz con la otra persona sin necesidad de caer en la mortificación de: “Eso haría yo”; Si no que por el contrario disfrutar la felicidad de nuestro “hermano” y esperar con alegría el momento en que llegue esa persona con quien pasaremos el resto de nuestras vidas y rodeados de verdaderos amigos que se sientan felices con lo bueno que nos pasa, y todo esto es el precio de valorar la amistad

Comentarios

Entradas populares de este blog

¡Se lo prometiste!

Olvidar ausencias