Como una hermosa Flor

Y así de fácil en un respiro se nos puede ir la vida, pretendiendo diversión y queriendo “ser libres” pero no sabemos cuando esa libertad que hemos creado como un espejismo nos impedirá regresar a casa, hará que nuestros padres lloren, que nuestros amigos nos extrañen, que se note grandemente nuestra ausencia en cada una de los lugares a los que solíamos ir, pero realmente es  el transcurso de la vida, una vida en la que para aprender necesitamos derramar lagrimas y una que otra vez intentar darnos por vencidos porque solo de esta manera aprenderemos a valorarla como lo que es: un tesoro, si un tesoro que tenemos que cuidar y cultivar como a una pequeña semilla abonándola con amor hasta que vaya creciendo una bella flor que sea capaz de dejar a quienes nos rodean sin palabras a causa de tanta belleza, porque además de ser una hermosa flor es fuerte y sus raíces están seguras  y no hay tormenta alguna ni mucho menos viento que la pueda derribar , apoyada por las demás flores que se encuentran junto a ella viéndola crecer y hacerse hermosa, así de simple es la comparación de nuestra vida, hay que cuidarla, formar nuestro propio criterio para que no nos vayan a lastimar y rodearnos de verdaderos amigos que nos ayuden a crecer y se preocupen por nuestro bienestar, verdaderamente yo no sé qué día dejare de escribir el libro de mi vida, pero lo que sé y me da tranquilidad es que he luchado y he aprendido a amar sin esperar amor a cambio, porque para amar solo se necesita tener  vida, y yo…. La tengo

Comentarios

Entradas populares de este blog

Olvidar ausencias

Vos podés...

¡Se lo prometiste!